Salle Ventadour


La Salle Ventadour, un antiguo teatro parisino en la rue Neuve-Ventadour, ahora rue Méhul (2me arrondissement de Paris), fue construído entre 1826 y 1829 por la Opéra-Comique, bajo diseños de Jacques-Marie Huvé, un prominente arquitecto. El teatro original tenía una capacidad de 1106 espectadores, pero subsecuentemente fue tomando el Théâtre-Italien y expandió su capacidad a 1295 espectadores en 1841, ganando su mayor notoriedad entonces como el teatro en el que fueron vistas por primera vez la mayoría de las óperas del compositor italiano Giuseppe Verdi. Cuando la compañía del Théâtre-Italien cerró en 1878, el teatro fue convertido en oficinas. 
La Opéra-Comique tuvo su primera presentación en la Salle Ventadour el 20 de Abril de 1829. La noche del estreno la distinguida audiencia se encontró con un teatro lujoso y confortable. El programa incluía la ópera de un acto Le deux mousquetaires de Henri Montan Berton, la obertura de Le jeune Henri de Étienne Méhul, y la ópera de tres actos La fiancée con música de Daniel Auber y libreto de Eugène Scribe. La Opéra-Comique presentó 32 estrenos durante su tiempo en la Salle Ventadour, incluyendo la última ópera de François-Adrien Boieldieu Les deux nuits (1829), Fra Diavolo de Auber (1830) y Zampa de Ferdinand Hérold (1831) Luego del 22 de marzo de 1832 la Opéra-Comique dejó la Salle Ventadour y se mudó a la Salle de la Bourse, donde debutó el 24 de Septiembre de 1832. 
La Salle Ventadour fue reabierta el 10 de junio de 1834 como el Théâtre Nautique (“nautique” porque algunas de las principales atracciones eran trabajos representados a base de agua sobre el escenario). Los programas incluían el ballet y pantomimas con uso de agua casi en su totalidad. 
Eventualmente, la Salle Ventadour fue ocupada por la compañía del Théâtre-Italien. La compañía presentó allí el estreno de Don Pasquale de Donizetti, y los estrenos franceses de 15 de las óperas de Verdi, incluyendo Nabucco (1845), Ernani (1846, como Il Proscritto), Il Trovatore (1854), La Traviata (1856), Rigoletto (1857), Un Ballo in Maschera (1861) y Aida (1876) con Verdi dirigiendo.
El Théâtre-Italien compartió la sala brevemente, del 26 de Junio al 4 de Julio de 1853, con la Opéra-Comique; del 16 de Marzo al 5 de Mayo de 1868 el teatro fue compartido con una nueva compañía dirigida por Léon Carvalho, que era una extensión de su Théâtre Lyrique en el Palace du Châtelet y luego también con la Paris Opéra, del 19 de enero a Diciembre de 1874 (en el período en que la sala Le Peletier se quemó, el 28 de octubre de 1873 y antes que abriera el Palais Garnier, el 5 de enero de 1875). 
Luego que la compañía Théâtre-Italien cerrara en 1878, la Salle Ventadour fue vendida el 20 de enero de 1879 y transformada en oficinas. El edifico ha sido ocupado fundamentalmente por el Banque de France desde 1893.