Teatro Carcano


Aunque ahora está exclusivamente dedicados a obras de teatro y danza, el Teatro Carcano funcionó como casa de ópera por la mayor parte del siglo XIX y vio los estrenos de varias operas importantes. El teatro fue encargado por el aristócrata milanés y amante del teatro Giuseppe Carcano, y originalmente diseñado por Luigi Canonica. Durante los siguientes dos siglos se llevaron a cabo diversas reconstrucciones y renovaciones y por un tiempo a mediados del siglo XX funcionó como un cine.

La planificación comenzó en 1801 y la construcción empezó el siguiente año. El 3 de septiembre de 1803 el teatro fue inaugurado con el estreno mundial de dos trabajos del compositor Vincenzo Federici – la ópera Zaira con libretto de Mattia Butturini y el ballet Alfredo il Grande con coreografía de Paolo Franchi.  

El Carcano fue construído en el lugar en que se encontraba el antiguo convento de San Lazzaro en el distrito de Milán de la Puerta Romana. Fue inspirado por los dos teatros públicos más importantes de la ciudad, La Scala (construída de 1778) y el Teatro alla Cannobiana (construido en 1779). Como aquellos teatros, fue diseñado en el estilo neo-clásico con un auditorio en forma de herradura y cuatro pisos de palcos. En total, podía acomodar 1500 espectadores. El interior estaba cuidadosamente decorado en stucco y oro con frescos y un gran techo en forma de medallón sobre el auditorio. Descripciones contemporáneas de las funciones de apertura alaban no sólo la decoración sino también la extensa iluminación provista para el escenario. El teatro tenía su propio restaurante y pâtisserie y en 1806 se agregó un casino.

El teatro fue modernizado y parcialmente restaurado en 1872, por el arquitecto milanés Achille Sfondrini. Se siguieron representando conciertos de música clásica y óperas durante todo el siglo XIX, aunque los estrenos fueron cada vez de compositores menos conocidos y la programación se expandió para incluir drama en prosa, conciertos de bandas y circos. En 1904 el teatro, que estaba esencialmente construido de madera sufrió un incendio peligroso y cerró. Fue demolido casi completamente y entonces reconstruido en piedra con el diseño de Nazzareno Moretti. El teatro reconstruido abrió en 1914.

El Teatro Carcano vio el estreno mundial de la Anna Bolena de Donizetti, el estreno milanés de La Battaglia di Legnaro (Verdi¨), el primer concierto de música de Wagner que fuera dado en la ciudad (producido por Franco Faccio, 1883), y el estreno italiano de la Manon de Massenet (1893). La actriz Eleonora Duse apareció por primera vez frente a la audiencia milanés en mayo de 1884 en una temporada producida por la compañía teatral de Cesare Rossi en el Teatro Carcano. Dusse representó los roles protagónicos de Fedora, que abrió la temporada, y La Mujer de las camelias, que la cerró.