Magyar Állami Operaház


La Ópera de Budapest (también Opera Nacional de Hungría, en húngaro Magyar Állami Operaház) es uno de los grandes edificios de ópera europeos y una de las mejores acústicas del mundo. Es sede de la Ópera Estatal de Hungría y se ubica en la sección Pest de Budapest en la calle Andrássy nº 22.
La decisión de construir un teatro de ópera fue tomada en 1873. Tras un concurso público, el jurado eligió el diseño entregado por el afamado arquitecto MIklós Ybl (1814-1891). La construcción comenzó en 1875 y, pese algunas demoras menores, fue completado nueve años después. La ceremonia de apertura – a la que fue invitado el Emperador y Rey Franz Joseph – se realizó la noche del 27 de Septiembre de 1884. La función de gala, dirigida por Ferenc Erkel y su hijo Sándor, presentó el primer acto de Bánk Bán, la obertura de Hunyadi László y el primer acto de Lohengrin. El palacio neorenacentista de MIklós Ybl se ha mantenido virtualmente sin cambios en sus 130 años y continúa atrayendo admiradores de ópera y ballet por igual. Cada año, miles e turistas visitan el edificio para admirar uno de los monumentos nacionales del siglo XIX de Budapest más espectaculares.  
La planta baja, ligeramente inclinada bajo la fachada de de piedra caliza, acentúa la naturaleza monumental del edificio. Esfinges de mármol de Alajos Stróbl decoran las esquinas y las estatuas de Ferenc Erkel y Ferenc Listz se encuentran en los nichos junto a la entrada. Las cuatro musas ocupan la bahí frente a las ventanas del bar de bebidas, mientras la entrada superior está decorada con estatuas de diecisés compositores. 
El auditorio de tres pisos con forma de herradura proporciona una experiencia deslumbrante. Los magníficos colores rojo-oro, la composición relajada y armónica con la cúpula con fresco y el lujoso candelabro de bronce convierten a éste en el espacio más representativo y memorable del edificio. Cada nivel está decorado de forma diferente, pero el panorama completo es singularmente armonioso. El auditorio albergó una capacidad para 2400 espectadores, en su momento rivalizó con la Wiener Staatsoper. Fue remozado y reducido en capacidad en 1980, actualmente posee una para 1289 espectadores.
La cúpula está decorada con un fresco monumental de Károly Lotz, titulado El Apoteósis de la Música. El fresco crea la perfecta armonía estilística con el estilo renacentista relajado del resto del auditorio, pese a su fluidez barroca. La composición está dominada por el Apollo tocando el laúd, mientras que los dioses del Olimpo escuchan acompañados por las gracias, musas y demonios. MIklós Ybl diseñó el candelabro fundido en Mainz. Con la ayuda de un mecanismo, la araña se baja al nivel de planta baja dos veces al año para sustituir sus bombillas y realizar la limpieza correspondiente. 
El compositor y director Gustav Mahler fue director artístico del teatro entre 1887-1891 iniciando una era dorada a la que se sumaron Richard Strauss, Wilhelm Furtwängler y Otto Klemperer (1947-50). La orquesta residente es la Orquesta Filarmónica de Budapest.